Como cierre a la sexta edición de LA PECCA entrará en escena Txus García, que nos arrollará con una performance repleta de fuerza, verdad y vida canalla. Aquí incluimos alguna información más sobre ella para quien no la conozca aún,… quienes la conocemos estamos deseando verla de nuevo en acción.

Se explica a sí misma, intentando además hacer llegar la poesía de otros poetas, en su blog y otras redes sociales.Desarrolla actividades relacionadas con las artes escénicas y la gestión cultural. Es rapsoda por necesidad física, declama por los codos y hasta a las piedras desde 1995 en teatros, bares, salas de exposiciones, aulas, iglesias, centros de día, festivales, encuentros de poesía, calles, autobuses… Recita textos propios y ajenos por encargo, por gusto, porque sí y porque le da la gana.

Su último poemario es “Poesía para niñas bien (Tits in my bowl)” ilustrado por Cisco Bellabestia, prologado por el poeta Austín Calvo Galán y publicado en Cangrejo Pistolero Ediciones, en Sevilla en 2011.

También ha participado en numerosas revistas, como: Excodra, Revista Cinosargo, Revista cultural Letras, Poe+, Revista Pez Espada, Calidoscopio, El coloquio de los Perros; y en las antologías: Strigoi, 25 poemas vampíricos, ediciones del 4 de agosto, 2012, Mujeres que aman a mujeres, editorial Vitruvio, 2011, Puta poesía, editorial Luces de Gálibo, 2011, Blanco Nuclear. Antología de la poesía gay y lésbica última, editorial Sial, 2011, Vilapoètica, ediciones Parnass, 2011 y Antología de la poesia visual española, editorial Corona del Sur, 2009.

POÉTICA

“Mi educación no fue muy estricta, por lo que mis versos y maneras conservan cierta ternura lésbica, canalla y barriobajera. Poesía de la basura emocional, de la mentira cotidiana, del sufrimiento pequeño, del sexo mal hecho y de la insatisfacción constante de no saber qué pasará mañana con nuestras esperanzas. La poética es un espejo, donde, borracha de vulgaridad, muestro lo que veo para que llegue rápidamente a la persona que me lee. Creo profundamente en la necesidad de acercar la poesía a la calle, a la fábrica, a la oficina, al bar y al instituto, así que mi voz poética final aparece circunstancial, obrera y tonta, pero claramente beligerante en contra de la hipocresía social y de la homofobia. También creo que en algún momento hablo de amor, pero no me hagan caso. Huyo de la poesía endomingada y de los cánones con versos incultos pero sinceros. Puaj, la poesía y su aura divina.”

 

Más en www.txusgarcia.com