La Asociación DeFrente celebró la gala de La Pecca el pasado domingo 1 de diciembre en la Sala Box Cartuja de la capital andaluza.

Box Cartuja público

Esa tarde el protagonismo fue para los cortometrajes finalistas, 10 obras de una gran calidad, procedentes de 6 países diferentes, seleccionadas por el Jurado de entre las 156 que se presentaron en esta décimo segunda edición.

El máximo galardón del Certamen internacional, otorgado por el Jurado, recayó en «Estigma» de David Velduque, un cortometraje que removió al público en sus butacas. Se trata de un impecable trabajo cinematográfico en el que «la tensión de una puesta en escena de película de terror nos muestra las dificultades de un hombre gay seropositivo para vivir su sexualidad y sus relaciones sociales con satisfacción y orgullo», en palabras de Jesús Generelo, uno de los miembros del Jurado junto a Laura Martín y Nora Miñán. Velduque, en pleno rodaje de su próximo proyecto cinematográfico, no pudo recoger en persona la claqueta correspondiente a la Pecca de Oro, sin embargo quiso estar presente y agradecer el premio a través de un vídeo grabado unas horas antes. El director ya ganó el año pasado la Pecca de Oro con su anterior trabajo «No place like home». Se dio además la circunstancia de que el mismo día de la gala, 1 de diciembre, era el Día Internacional de la Lucha contra el VIH y se estrenaba «Estigma» en la plataforma Movistar+.

El público decidió con sus votos que la Pecca de Plata fuera para «Dudillas» de Pedro Rudolphi, una comedia que en menos de 6 minutos arrancó las carcajadas de todo el patio de butacas. Un emocionado Manuel de Andrés, ayudante de dirección del cortometraje, recogió el premio en nombre del equipo e incluso llamó por teléfono desde el escenario a su esposa Pilar Nogales, jefa de producción, directora artística y una de las actrices principales de «Dudillas», que se encontraba de viaje en esos momentos.

Gala Pecca 2019

La presidenta de DeFrente agradeció la labor realizada por el voluntariado y el apoyo de las empresas patrocinadoras, porque «entre todas habéis hecho posible un año más el certamen de La Pecca», un evento de gran nivel cultural y social que «sale adelante sin subvenciones por parte de ninguna institución».

Ver galería de la XII edición de La Pecca.